ARRULLOS

La función principal del arrullo es mantener al bebé envuelto y calentito, además de que se sienta seguro ya que le recuerda a la etapa en que estaba en el útero de su mamá. Gracias al arrullo se consigue que el bebé tenga los brazos y piernas pegados al cuerpo para evitar malas posturas, que tranquilicé al bebé, le facilite el sueño y calme los síntomas de los cólicos.

ARRULLOS

Filtros activos